Casa Bravada, la nueva destilería de vodka en Puerto Rico

Toa Baja (Puerto Rico), 9 nov – Puerto Rico, conocida también como «La capital del ron», arrancó este martes su incursión en la producción de vodka con la inauguración de las instalaciones de Casa Bravada, de la primera destilería de esa bebida elaborada en la isla.

Los emprendedores puertorriqueños Carlos J. López Vidal y Claudia Ferrer Tañón son el matrimonio fundador de Casa Bravada, situada en el municipio norteño de Toa Baja, y de su vodka premium, Bravada Vodka, un producto 100% artesanal.

Bravada Vodka es el primer y único vodka de grano puertorriqueño desde su base, destilado seis veces en alambique de cobre y en lotes pequeños, utilizando el más alto estándar en su materia prima para garantizar el control de calidad del producto.

«Como profesional de este campo, siento un gran orgullo al saber que estaremos aportando un importante grano de arena en la historia de la destilación de Puerto Rico», sostuvo López.

Según detalló, Casa Bravada tiene capacidad de producir 600,000 botellas de su producto insignia al año, por lo que apustan «al desarrollo económico del país con la inauguración de la primera destilería de vodka artesanal elaborado en Puerto Rico».

Casa Bravada es una micro destilería de última generación cuya confección artesanal y proceso de destilación se realiza en una instalación de 6,000 pies cuadrados.

En su mensaje en la inauguración, el gobernador puertorriqueño, Pedro Pierluisi, resaltó el «espíritu emprendedor» de López y Ferrer por demostrar «que no tienen miedo al trabajo duro y trabajan de sol a sol para echar a Puerto Rico hacia adelante».

«Mientras otros se quieren concentrar en las dificultades que nuestra isla ha sobrepasado, ustedes han confiado en su capacidad creativa, en su habilidad de romper el molde, y en esa resiliencia y perseverancia que nos caracteriza como pueblo», destacó Pierluisi.

El gobernador, a su vez, indicó que Casa Bravada es una industria boricua «que se presta de ir de tú a tú con los grandes, que tiene el orgullo de elaborar un producto netamente puertorriqueño para el paladar sofisticado de nuestra gente y con miras a exportarlo al mundo».

Con una inversión de $1.5 millones, la empresa generará unos 50 empleos directos y 200 indirectos.

El diseño de la identidad y la botella de Bravada Vodka son enteramente alusivos e inspirados en la isla con una etiqueta de color arena con detalles turquesas que representan las playas de Puerto Rico.

Otro elemento que destaca en la etiqueta es la boa puertorriqueña, escogida como un animal autóctono y símbolo de valentía, que es el significado de Bravada.

También resalta el alambique de cobre, que es esencial en la elaboración del vodka, mientras que el escudo de Bravada contiene pilares representativos de la cultura puertorriqueña como la palmera, el sol, el cordero y las olas del mar.

El producto estará disponible en diferentes puntos de venta de la isla en su botella de 750 mililitros a un precio accesible de entre $20 y $25 y el objetivo de la empresa es exportarlo también a otros países.

Dejar un comentario

Su dirección de email no será publicada.

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: